Esta pandemia ha puesto a prueba a todos los negocios al verse obligados a implementar el teletrabajo.  Gracias a esto, en algunos casos, muchas empresas se han dado cuenta de lo poco necesario que es el trabajo presencial, pues el teletrabajo ha mostrado ventajas como el ahorro de tiempo y gastos de desplazamiento de los empleados. A la vez, se han dado cuenta de lo mucho que ahorrarían en arriendos y servicios. Todo esto es gracias a las nuevas tecnologías, las cuales han abierto un nuevo abanico de opciones. Sin embargo, no todas las empresas se pueden dar ese lujo, pues sus actividades requieren de la presencia de sus trabajadores. 

¿Qué resulta más productivo, el trabajo en la oficina o desde casa? Al estar acostumbrados a que la normalidad se basaba en el trabajo presencial, el teletrabajo se convierte en algo nuevo y atípico, es por esto que muchos se encuentran todavía en un proceso de adaptación. Como se mencionó anteriormente, el teletrabajo trae con él muchos beneficios, pero todos estos resultan siempre y cuando los empleados pongan de su parte.

 

Estas son nuestras recomendaciones para un teletrabajo exitoso:

1. Empieza desde temprano: al estar en casa, es más complicado levantarse de la cama e ir directo al computador. Crea una rutina en donde estés despierto con anterioridad y utilices ese tiempo para realizar una actividad que te active.

2. Elige un espacio de trabajo ergonómico y adecuado: encuentra un espacio que sea exclusivamente de trabajo. Aléjate de los lugares que se identifican con el tiempo libre y el descanso, intenta que no sea en tu dormitorio o en el comedor. Este espacio debe ser ergonómico, alejado de distracciones y debe contar con los equipos requeridos para un mejor desempeño laboral.

3. Aléjate de las distracciones: al estar en tu hogar, encontrarás más distracciones. Aléjate de lugares ruidosos, de la televisión, estipula un horario para el uso del celular, e intenta no interactuar todo el tiempo con quienes convives.

4. Estructura tu día cómo lo harías en la oficina: prepara tus jornadas como lo harías normalmente en tu puesto de trabajo. Empieza el día con un café, báñate temprano, vístete con ropa diferente, y utiliza un mail y teléfono exclusivo para el trabajo.

5. Establece horarios: crea tu horario desde cómo empezar el día, hasta la hora en que debe finalizar.

6. Planifica tus tareas: ayúdate con una agenda o planificador. Anota tus tareas/metas y lleva un orden de cumplimiento. Reserva las tareas más difíciles para el momento más productivo del día.

7. Interactúa con otras personas: tal y como lo harías en tu entorno laboral, de vez en cuando es necesario pausar y tener contacto con otras personas. Mantén contacto con tus compañeros, o incluso interactúa con quienes te rodeen, así no hagan parte de tu equipo de trabajo.

8. Hacer pequeñas pausas: al crear tu horario, permítete dejar espacios libres para descansar como lo harías en tu trabajo habitual. Saca espacio para comer, descansar la vista, estirarte, etc. Esto ayudará a que tengas un mejor rendimiento y logres mantenerte enfocado.

9. No llevar una vida sedentaria: incluye dentro de tu rutina una actividad física, si es en la mañana antes de empezar mejor. Te ayudará a mantenerte activo.

Contar con el apoyo de quienes conviven con nosotros: establecer límites y exigir respeto ante los espacios y tiempos de trabajo.

 

Al seguir estas indicaciones al pie de la letra, seguramente lograrás llevar un teletrabajo óptimo y productivo.

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *