Ponerse en la tarea de hacer un curriculum vitae puede parecer tarea fácil pero no es así. Muchas personas cometen errores a la hora de redactar este documento, lo cual podría afectar su proceso de selección. En la actualidad, los reclutadores o encargados del departamento de recursos humanos consideran las hojas de vida como un primer filtro dentro del proceso de contratación, descartando allí a una gran cantidad de aplicantes. Por este motivo, es de suma importancia contar con un documento efectivo y apropiado. 

 

Estas son nuestras recomendaciones para tener en cuenta a la hora de construir una hoja de vida:

 

1. No debe ser extensa, menos es más: la hoja de vida no debe pasar de una o dos páginas, sin importar si tiene amplia experiencia. Recuerda que los reclutadores se toman pocos segundos para decidir si revisan con totalidad el documento o pasan a la siguiente hoja de vida.

2. Adaptarla según la vacante a la cual vaya a aplicar: hoy en día existen nuevas herramientas tecnológicas que utilizan las empresas para descartar o aceptar hojas de vida. Por eso recomendamos ajustar tu currículo con las palabras claves que indica la oferta. Sigue esta estrategia a la hora de aplicar para tener más posibilidades de continuar en el proceso.

3. Cuida tu ortografía y tono: parece un detalle simple pero hay que poner mucho cuidado a los errores ortográficos y tono en el cual se escribe. Evita los errores y usa un tono formal, esto indicará seriedad y atención al detalle.

4. Redacta un perfil profesional llamativo: escribe tu perfil profesional de hasta seis líneas, donde especifiques qué aspectos te identifican como profesional y persona, talentos, conocimientos técnicos y habilidades blandas. Evita repetir la información de esta sección en otras.

5.Experiencia laboral: se empieza por la más reciente y solo debe incluir lo más relevante. Menciona el nombre del cargo, fechas de inicio y culminación, una breve descripción de las funciones y logros obtenidos dentro de la organización.

6.Formación académica: al igual que en la sección de experiencia se debe empezar por la última y solo agregar las más relevantes o relacionadas con el cargo y el perfil al que se vaya a aplicar. Indica el nombre de la institución de estudio y fecha inicio y culminación de este.

7. Referencias: debido al tratamiento de la normativa de habeas data no es requisito indicar las referencias laborales y personales. Solo debes mencionar que las referencias se proporcionarán bajo petición.

8. No incluya datos de carácter personal: evita colocar datos como la edad, estatura, número de cédula, estado civil y núcleo familiar, esta información no es necesaria para los reclutadores.

9. Fotografía: ten en cuenta que la fotografía es opcional, aunque hay algunas empresas que lo exigen. Si la incluyes es vital que denote un tono serio donde logres reflejar un aspecto pulcro y que tenga un fondo libre de distracciones.  

10. Menciona detalles que resulten importantes: agrega en la hoja de vida datos como disponibilidad de vehículo, licencias o traslado a otra ciudad/país si la vacante lo requiere. Además, puedes hacer énfasis en experiencias multiculturales si cuentas con alguna, ya que se consideran un factor diferencial a la hora de elegir a los candidatos.

 

Siguiendo las previas recomendaciones podrás potencializar tu hoja de vida, elevando así las posibilidades de ser contactado por una empresa para iniciar un proceso de selección.

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *