El tener una buena formación académica y experiencia en tu carrera profesional, no te aseguran el éxito en el ámbito laboral. Para crecer en el mundo laboral también hay que adquirir y desarrollar una serie de habilidades profesionales que son las que mejorarán tu probabilidad de ser contratado. Hace unos años, los procesos de reclutamiento empresarial buscaban profesionales con experiencia y conocimientos técnicos. Hoy, la cosa ha cambiado un poco. Hoy en día un personal ideal es aquel que posee habilidades blandas, las cuales van más allá del conocimiento. Gracias a estas, el equipo de trabajo tendrá mayor productividad, serán más eficientes y disfrutarán de un buen clima laboral y un alto nivel de compromiso por parte de sus empleados.

 

Estas habilidades específicas son las cuales los responsables de selección hoy valoran por encima de las demás, conoce a continuación algunas de ellas:

1. Creatividad e Innovación: es el toque de autenticidad y originalidad que hace que las cosas sean únicas. Las personas con estas habilidades son valoradas ya que hacen de un proyecto algo diferente y que este se destaque de cierta forma ante la competencia. Poder aportar ideas innovadoras es algo que hoy en día una empresa no dejaría ir.

2. Toma de decisiones: la empleabilidad de un profesional tiene mucho que ver con su habilidad a la hora de tomar una decisión. Tener una mente fría y ser resolutivo son pilares fundamentales en una empresa. Esto ayuda a aumentar la productividad, e incluso a solucionar problemas.

3. Capacidad para trabajar en equipo: las mejores sinergias se conforman de personas con habilidades diferentes. El poder respetar y entender las diferentes opiniones y pensamientos a la hora de trabajar es una habilidad necesaria para un buen ambiente laboral. Sin un ambiente laboral ameno, los procesos serán más difíciles.

4. Comunicación: no solo es tener buenas ideas, también es esencial el saber expresarlas. Una buena comunicación permite expresar opiniones y transmitir información, y al mismo tiempo saber escuchar las de otras personas.

5. Liderazgo: una persona que tenga el don de guiar a los demás. En toda empresa se necesita alguien que decida llevar las riendas e incentive, motive y ejerza influencia en el comportamiento o modo de pensar de su equipo.

6. Receptividad al cambio: estamos en un mundo de constante cambio. Cada día aparecen situaciones nuevas a las que enfrentarnos. Adaptarse a contextos laborales cambiantes es una habilidad profesional clave.

7. Capacidad de concentración: en la actualidad estamos rodeados de distracciones. Incluso las herramientas que utilizamos para trabajar nos proporcionan algunas de las distracciones en donde perdemos mayor parte del tiempo. El ser capaz de trabajar con un celular o computador sin distraerse es una habilidad que muchos carecen hoy en día.

8. Inteligencia emocional: un personal empático, con don de gente, que sepa hablarle al público es esencial en el área de ventas y/o servicio al cliente. Esto hace posible poder interactuar con los demás de una manera constructiva.

 

Lo importante de las habilidades blandas es que no caducan con el tiempo, y son de gran ayuda a lo largo de la vida profesional, sin importar el sector en el que se trabaje. Todo esto con el objetivo final de crear una estrategia efectiva, teniendo en cuenta las habilidades duras y blandas, ya sea para reclutar al nuevo personal, o para capacitar al existente.

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *