Las Habilidades más Buscadas para los Puestos de Trabajo

El tener una buena formación académica y experiencia en tu carrera profesional, no te aseguran el éxito en el ámbito laboral. Para crecer en el mundo laboral también hay que adquirir y desarrollar una serie de habilidades profesionales que son las que mejorarán tu probabilidad de ser contratado. Hace unos años, los procesos de reclutamiento empresarial buscaban profesionales con experiencia y conocimientos técnicos. Hoy, la cosa ha cambiado un poco. Hoy en día un personal ideal es aquel que posee habilidades blandas, las cuales van más allá del conocimiento. Gracias a estas, el equipo de trabajo tendrá mayor productividad, serán más eficientes y disfrutarán de un buen clima laboral y un alto nivel de compromiso por parte de sus empleados.

 

Estas habilidades específicas son las cuales los responsables de selección hoy valoran por encima de las demás, conoce a continuación algunas de ellas:

1. Creatividad e Innovación: es el toque de autenticidad y originalidad que hace que las cosas sean únicas. Las personas con estas habilidades son valoradas ya que hacen de un proyecto algo diferente y que este se destaque de cierta forma ante la competencia. Poder aportar ideas innovadoras es algo que hoy en día una empresa no dejaría ir.

2. Toma de decisiones: la empleabilidad de un profesional tiene mucho que ver con su habilidad a la hora de tomar una decisión. Tener una mente fría y ser resolutivo son pilares fundamentales en una empresa. Esto ayuda a aumentar la productividad, e incluso a solucionar problemas.

3. Capacidad para trabajar en equipo: las mejores sinergias se conforman de personas con habilidades diferentes. El poder respetar y entender las diferentes opiniones y pensamientos a la hora de trabajar es una habilidad necesaria para un buen ambiente laboral. Sin un ambiente laboral ameno, los procesos serán más difíciles.

4. Comunicación: no solo es tener buenas ideas, también es esencial el saber expresarlas. Una buena comunicación permite expresar opiniones y transmitir información, y al mismo tiempo saber escuchar las de otras personas.

5. Liderazgo: una persona que tenga el don de guiar a los demás. En toda empresa se necesita alguien que decida llevar las riendas e incentive, motive y ejerza influencia en el comportamiento o modo de pensar de su equipo.

6. Receptividad al cambio: estamos en un mundo de constante cambio. Cada día aparecen situaciones nuevas a las que enfrentarnos. Adaptarse a contextos laborales cambiantes es una habilidad profesional clave.

7. Capacidad de concentración: en la actualidad estamos rodeados de distracciones. Incluso las herramientas que utilizamos para trabajar nos proporcionan algunas de las distracciones en donde perdemos mayor parte del tiempo. El ser capaz de trabajar con un celular o computador sin distraerse es una habilidad que muchos carecen hoy en día.

8. Inteligencia emocional: un personal empático, con don de gente, que sepa hablarle al público es esencial en el área de ventas y/o servicio al cliente. Esto hace posible poder interactuar con los demás de una manera constructiva.

 

Lo importante de las habilidades blandas es que no caducan con el tiempo, y son de gran ayuda a lo largo de la vida profesional, sin importar el sector en el que se trabaje. Todo esto con el objetivo final de crear una estrategia efectiva, teniendo en cuenta las habilidades duras y blandas, ya sea para reclutar al nuevo personal, o para capacitar al existente.

¿Cómo potencializar tu perfil de LinkedIn?

Sin duda alguna Linkedin es la red social de carácter profesional más importante en el mundo. Perfecta para networking, buscar empleo o conocer y compartir información de compañías. Por consiguiente, no basta con solo tener un perfil en esta plataforma para que las ofertas de empleo y contactos lleguen con facilidad a ti, es importante reforzar ciertos aspectos e información para poder destacar entre todos los perfiles y llevar tu carrera profesional al siguiente nivel.

 

A continuación te presentamos algunos consejos muy útiles que si son ejecutados de la manera correcta podrán ayudar a darte el mejor provecho para esta red social:

1. Completa todo tu perfil: parece un consejo algo obvio pero completar todos los campos básicos e información extra como estudios complementarios, habilidades, premios y demás secciones, será importante porque le dará un valor adicional.

2.Sé parte de grupos relacionados a tu área profesional: interactuar en grupos que pueden ser de tu interés puede ser muy beneficioso ya que tendrás acceso a las últimas noticias, tendencias y ofertas del campo donde laboras. Además, podrás expandir tu red de contactos.

3.Comparte contenido de valor: dar a conocer contenidos como artículos, noticias, videos y hasta ofertas laborales es positivo para tu perfil profesional. De esta manera, lograrás ganar visibilidad y serás atractivo para los encargados del talento humano en las empresas.

4. Solicita recomendaciones: las recomendaciones en esta red son el equivalente a las referencias en la hoja de vida. Por tal motivo es importante pedir recomendaciones a tus profesores, jefes, compañeros o clientes para reforzar y darle credibilidad a tu perfil.

5. Personaliza la URL : edita la URL predeterminada de tu perfil para que al momento que tus contactos o reclutadores hagan una búsqueda, aparezca en los primeros resultados del buscador.

6. Establece el perfil en los idiomas que domines: para ser visible y conectarte con personas de otros países escribe el perfil en los idiomas que tengas conocimientos.

7. Mantén tu perfil actualizado: realiza cambios periódicos para mantener tu perfil con la información más reciente. Puedes notificar a tu red de contactos una vez realices estos cambios.

 

Ten en cuenta los anteriores puntos para darle un mayor provecho a tu perfil en esta plataforma.

Recomendaciones para un teletrabajo exitoso

Esta pandemia ha puesto a prueba a todos los negocios al verse obligados a implementar el teletrabajo.  Gracias a esto, en algunos casos, muchas empresas se han dado cuenta de lo poco necesario que es el trabajo presencial, pues el teletrabajo ha mostrado ventajas como el ahorro de tiempo y gastos de desplazamiento de los empleados. A la vez, se han dado cuenta de lo mucho que ahorrarían en arriendos y servicios. Todo esto es gracias a las nuevas tecnologías, las cuales han abierto un nuevo abanico de opciones. Sin embargo, no todas las empresas se pueden dar ese lujo, pues sus actividades requieren de la presencia de sus trabajadores. 

¿Qué resulta más productivo, el trabajo en la oficina o desde casa? Al estar acostumbrados a que la normalidad se basaba en el trabajo presencial, el teletrabajo se convierte en algo nuevo y atípico, es por esto que muchos se encuentran todavía en un proceso de adaptación. Como se mencionó anteriormente, el teletrabajo trae con él muchos beneficios, pero todos estos resultan siempre y cuando los empleados pongan de su parte.

 

Estas son nuestras recomendaciones para un teletrabajo exitoso:

1. Empieza desde temprano: al estar en casa, es más complicado levantarse de la cama e ir directo al computador. Crea una rutina en donde estés despierto con anterioridad y utilices ese tiempo para realizar una actividad que te active.

2. Elige un espacio de trabajo ergonómico y adecuado: encuentra un espacio que sea exclusivamente de trabajo. Aléjate de los lugares que se identifican con el tiempo libre y el descanso, intenta que no sea en tu dormitorio o en el comedor. Este espacio debe ser ergonómico, alejado de distracciones y debe contar con los equipos requeridos para un mejor desempeño laboral.

3. Aléjate de las distracciones: al estar en tu hogar, encontrarás más distracciones. Aléjate de lugares ruidosos, de la televisión, estipula un horario para el uso del celular, e intenta no interactuar todo el tiempo con quienes convives.

4. Estructura tu día cómo lo harías en la oficina: prepara tus jornadas como lo harías normalmente en tu puesto de trabajo. Empieza el día con un café, báñate temprano, vístete con ropa diferente, y utiliza un mail y teléfono exclusivo para el trabajo.

5. Establece horarios: crea tu horario desde cómo empezar el día, hasta la hora en que debe finalizar.

6. Planifica tus tareas: ayúdate con una agenda o planificador. Anota tus tareas/metas y lleva un orden de cumplimiento. Reserva las tareas más difíciles para el momento más productivo del día.

7. Interactúa con otras personas: tal y como lo harías en tu entorno laboral, de vez en cuando es necesario pausar y tener contacto con otras personas. Mantén contacto con tus compañeros, o incluso interactúa con quienes te rodeen, así no hagan parte de tu equipo de trabajo.

8. Hacer pequeñas pausas: al crear tu horario, permítete dejar espacios libres para descansar como lo harías en tu trabajo habitual. Saca espacio para comer, descansar la vista, estirarte, etc. Esto ayudará a que tengas un mejor rendimiento y logres mantenerte enfocado.

9. No llevar una vida sedentaria: incluye dentro de tu rutina una actividad física, si es en la mañana antes de empezar mejor. Te ayudará a mantenerte activo.

Contar con el apoyo de quienes conviven con nosotros: establecer límites y exigir respeto ante los espacios y tiempos de trabajo.

 

Al seguir estas indicaciones al pie de la letra, seguramente lograrás llevar un teletrabajo óptimo y productivo.

Recomendaciones para elaborar una hoja de vida exitosa

 

Ponerse en la tarea de hacer un curriculum vitae puede parecer tarea fácil pero no es así. Muchas personas cometen errores a la hora de redactar este documento, lo cual podría afectar su proceso de selección. En la actualidad, los reclutadores o encargados del departamento de recursos humanos consideran las hojas de vida como un primer filtro dentro del proceso de contratación, descartando allí a una gran cantidad de aplicantes. Por este motivo, es de suma importancia contar con un documento efectivo y apropiado. 

 

Estas son nuestras recomendaciones para tener en cuenta a la hora de construir una hoja de vida:

 

1. No debe ser extensa, menos es más: la hoja de vida no debe pasar de una o dos páginas, sin importar si tiene amplia experiencia. Recuerda que los reclutadores se toman pocos segundos para decidir si revisan con totalidad el documento o pasan a la siguiente hoja de vida.

2. Adaptarla según la vacante a la cual vaya a aplicar: hoy en día existen nuevas herramientas tecnológicas que utilizan las empresas para descartar o aceptar hojas de vida. Por eso recomendamos ajustar tu currículo con las palabras claves que indica la oferta. Sigue esta estrategia a la hora de aplicar para tener más posibilidades de continuar en el proceso.

3. Cuida tu ortografía y tono: parece un detalle simple pero hay que poner mucho cuidado a los errores ortográficos y tono en el cual se escribe. Evita los errores y usa un tono formal, esto indicará seriedad y atención al detalle.

4. Redacta un perfil profesional llamativo: escribe tu perfil profesional de hasta seis líneas, donde especifiques qué aspectos te identifican como profesional y persona, talentos, conocimientos técnicos y habilidades blandas. Evita repetir la información de esta sección en otras.

5.Experiencia laboral: se empieza por la más reciente y solo debe incluir lo más relevante. Menciona el nombre del cargo, fechas de inicio y culminación, una breve descripción de las funciones y logros obtenidos dentro de la organización.

6.Formación académica: al igual que en la sección de experiencia se debe empezar por la última y solo agregar las más relevantes o relacionadas con el cargo y el perfil al que se vaya a aplicar. Indica el nombre de la institución de estudio y fecha inicio y culminación de este.

7. Referencias: debido al tratamiento de la normativa de habeas data no es requisito indicar las referencias laborales y personales. Solo debes mencionar que las referencias se proporcionarán bajo petición.

8. No incluya datos de carácter personal: evita colocar datos como la edad, estatura, número de cédula, estado civil y núcleo familiar, esta información no es necesaria para los reclutadores.

9. Fotografía: ten en cuenta que la fotografía es opcional, aunque hay algunas empresas que lo exigen. Si la incluyes es vital que denote un tono serio donde logres reflejar un aspecto pulcro y que tenga un fondo libre de distracciones.  

10. Menciona detalles que resulten importantes: agrega en la hoja de vida datos como disponibilidad de vehículo, licencias o traslado a otra ciudad/país si la vacante lo requiere. Además, puedes hacer énfasis en experiencias multiculturales si cuentas con alguna, ya que se consideran un factor diferencial a la hora de elegir a los candidatos.

 

Siguiendo las previas recomendaciones podrás potencializar tu hoja de vida, elevando así las posibilidades de ser contactado por una empresa para iniciar un proceso de selección.

Recursos Humanos ante las crisis

Reinventar las prácticas del personal no es tarea sencilla para RR. HH. y menos en el pico de pandemia. Ahora, más que nunca, deber ser reconocida como el área organizacional más transversal que trasciende en las crisis para apoyar a todo el personal laboral y hasta familiar.

El área de Recursos Humanos (RR. HH.) ha mostrado toda importancia y relevancia en épocas en que el coronavirus ha demandado una desafiante gestión de la crisis. No es tarea sencilla tener que captar y adaptarse rápidamente a las necesidades del empleado, coordinar recursos en torno al teletrabajo o cuarentenas estrictas, velar por la seguridad física y mental del personal, mantener los aportes y pagos de nómina al día, etc.

Asimismo, en muchas empresas operan para mantener la moral y la productividad de la fuerza de trabajo, de forma presencial o remota. Hoy en día se sabe todas las repercusiones que tiene la salud emocional del trabajador sobre la productividad y los índices de rotación. Por supuesto, en temporada de confinamiento existen muchas preocupaciones que sofocan al personal, por lo que hay empresas que promueven esfuerzos en materia de resiliencia organizacional a través de esta área, especialmente.

Día a día buscan respuestas a circunstancias con las que no habían lidiado antes. Un aspecto que los debe llevar a analizar profundamente algunos criterios, mencionados en publicaciones recientes de McKinsey & Company, que pudieron ser importantes antes de la llegada de la pandemia y que, sin lugar a duda, ahora son casi que obligatorios para tener en cuenta, si se quiere seguir operando bajo las circunstancias que la pandemia nos ha dejado.

El talento es crucial para el rendimiento y la productividad. Esto implica una mayor relevancia a encontrar y contratar a las personas adecuadas bajo modelos de contratación eficientes y efectivos. Al respecto, Mckinsey realizó una encuesta a más de 190 directores generales de diversas industrias para evidenciar cómo cambia, ahora, la asignación del gasto para esta área en los próximos meses.

Así, las menores inversiones se vieron reflejadas en materia de reclutamiento, mientras que los aspectos que esperan mayores inversiones son atracción y conexión para disminuir índices de rotación y en planeación, estrategia y cambio de la fuerza laboral para lidiar con las nuevas tendencias, y el nuevo marco que engloba el ciclo de la pospandemia.

Al respecto, el 63% de los encuestados planean gastar un poco más en personal de tecnología para soportar e innovar un poco más en esta línea. Allí, toda la mano de obra independiente ha aumentado significativamente en épocas de pandemia, ya que esta suele responder mucho más rápido en tiempos de crisis.

De una u otra forma, los empleadores valoran más el nuevo paradigma en donde las plataformas y las aplicaciones soportan gran parte de las operaciones organizacionales. Se han dado cuenta que ahora hay un portafolio de herramientas que facilitan mucho más la conexión entre las personas con el trabajo desde cualquier lugar.

En segundo lugar, se presenta una gran tensión entre la presión que ejercen los costos durante la recesión y la necesidad de brindar capacitación a los trabajadores para contribuir a su desarrollo profesional y ayudarle a adaptarse a los entornos empresariales tan cambiantes. Esto último, de hecho, demanda bastante puesto que promueve el cierre de brechas de talento y ayuda a los empleados a mantenerse conectados con su trabajo, incluso a pesar de la crisis.

No obstante, la agenda del aprendizaje y la (re)capacitación ahora tomó como foco tres categorías principales: i) la ampliación a la formación digital en habilidades esenciales (dada la tendencia a la capacitación, la operación y el liderazgo de forma remota); ii) el mejoramiento enfocado con el cambio de trabajo (ahora muchos han migrado a una forma de trabajo más híbrida, entre lo presencial y lo remoto) y, iii) el desarrollo del liderazgo (para trabajar en equipos más enfocados y con un modelo más rápido en la toma de decisiones).

Así, las áreas sobre las que más se concentra dicha agenda viene siendo tecnología, ventas y toda la cadena de suministro y abastecimiento. Del otro lado, las áreas que menos requieren de esfuerzos en recapacitaciones son la legal y comunicaciones.

La pérdida del enfoque de la línea de trabajo, con la entrada del teletrabajo, ha desestabilizado a más de uno. Esto modificó los patrones de conducta, y los objetivos y planes de rendimientos en ámbitos laborales, por lo que se ha profundizado la sensación de que los sistemas de gestión del desempeño están perdiendo credibilidad. Es muy importante vincular de forma transparente los objetivos de los empleados con las prioridades organizacionales y mantener un componente fuerte entorno a la flexibilidad. En la medida en siguen invirtiendo en los modelos de reconocimiento y/o compensación, también es relevante adaptar ahora el enfoque a individuos o segmentos más consolidados de personas.

Recuerde que no hay una única solución para todos. Allí, RR. HH. es un eje central que contribuye a ayudar a las organizaciones en la adaptación a los nuevos roles y modelos de trabajo. No son las mismas necesidades entre un empleado y un mánager, o de un mánager y el staff.

Sin lugar a duda, la pandemia nos dejó clara la importancia de un área como RRHH. Es el mediador entre las necesidades de todos los niveles organizacionales, teniendo también la ardua tarea de considerar y evaluar la variedad de herramientas y procesos que puedan ayudar a promover la conectividad y el compromiso, incluso en estas épocas de pandemia. En realidad, es parte esencial de lo que llamamos adaptación y, en un futuro, recuperación.

Gracias a este trabajo incansable por estabilizar y equilibrar pandemia, funcionamiento empresarial, salud mental de los trabajadores, bienestar laboral/familia y productividad.

Tomado de Revista Dinero